En campo de gules, cinco barras de sinople (contra las leyes heráldicas). Estas armas señala Argote de Molina para la casa solar de Varela, cerca de Santiago de Compostela (La Coruña).

Gonzalo Argote de Molina señala que el campo del anterior escudo es de oro, y Andrés Díaz de plata.

Según el Cronista Juan  Baños de Velasco traen: En campo de gules, cuatro barras de sinople. En el expediente de ingreso de Manuel María Varela y Prado, nacido en Santa María de Sabadella (Chantada), en 1766, en la Real Compañia de Guardias Marinas, constan estas armas, sin esmaltes.

Las primitivas armas, según Francisco Piferrer, son: En campo de oro, cinco bastones de sinople. Para el Cronista Francisco Zazo y Rosillo, las primitivas de Galicia son estas las armas, cambiando en color de los bastones en gules.

Otros del Reino de Galicia, según Francisco Zazo y Rosillo, usan: Cinco barras, con tres lises sobre ellas y una rueda bajo las mismas barras y a la izquierda un castillo y por debajo del escudo pendiente una cadena con un candado al remate que unas usan y otras no. Y en la orla que circunda todo el escudo un rótulo que dice "Los Varelas muy nombradas tienen fama y blasón ser parientes muy cercanas de los Reyes de Aragón. Omite los esmaltes.
  Se trata de un linaje de procedencia real, ya que viene de los Reyes de Aragón por el Conde e Infante don Vela, hijo de Ramiro I y de la reina Ermesenda, que era descendiente de la casa real de Francia.
Don Vela fue uno de los caballeros que se encargaron de la repoblación de Salamanca y un biznieto suyo, llamado don Payo Varela, pasó a Galicia para fundar casa solar no lejos de Santiago. Hay autores que asocian el apellido Varela con el de Varilla, alegando que es el mismo y que procede de un sobrenombre.
Moreno de Vargas, sí encuentra cierta analogía y por tanto alguna relación de procedencia, entre Varilla y Accio Variola, un caballero romano de gran nobleza y alcurnia. Ahora bien, en lo que a nosotros respecta, estamos de acuerdo con Piferrer, que indica que hay que prescindir de conjeturas. Y es muy cierto, porque si existe una ciencia a la que deba guardarse respeto y veracidad, esta es la Heráldica. Por tanto, para nuestro juicio hay que partir del primero que se conoce como Varela, es decir, el citado don Payo Varela y dejarse de apreciaciones que, en la mayoría de los casos, no se apoyan en la menor base histórica y debidamente contrastada con la veracidad.

El citado don Payo Varela, fue un ricohombre del rey don Fernando "el Santo" y procreó a don Fernán Pérez Varela, al que llamaron "el Capelo", por haber salido de la batalla de las Navas de Tolosa, en la que participó, con la celada, capelo o capillo, que se decía en aquella época, plena de abolladuras que atestiguaban los golpes que había recibido en su lucha contra los moros, a los que combatía con enorme audacia y encomiable valor. Del matrimonio de este caballero, con doña Teresa López de Ulloa, nacieron don Gonzalo, que fue arzobispo de Santiago, doña Teresa y don Juan Fernández Varela, por quienes se continúa su descendencia.

Ya por entonces, se decía: "Los Varela muy nombrados -tienen por fama y blasón -ser parientes muy allegados -de los reyes de Aragón". Esto es, al menos, lo que hace constar el genealogista Gracia Dei y que transcribe Piferrer.
Escudo "Varela" Copyrigth © Cecill Torres Villar. www.lagenealogia.com
Copyrigth 1993-2008 © Cecill Torres Villar. Reservados todos los derechos.